Por qué no debes descuidar la analítica de tu web

Crear una web para dar a conocer tu negocio, productos y servicios, o incluso tu marca personal se ha convertido en una de las formas más efectivas de hacer marketing. Básicamente porque si no estás en internet no existes. Sin embargo, con diseñarla y publicarla no es suficiente. Uno de los objetivos, además de generar más ventas a través de ella, es tratar de obtener información útil para luego interpretarla.

Pero ¿es necesario introducirse en ese caos de datos y gráficas? Sin duda alguna, ya que analizar los resultados va a permitir mejorar tu web. De esta forma, tu sitio estará siempre a la vanguardia, y evitarás que se quede obsoleto.

Con la analítica interpretas, decides y actúas

Muchas veces los usuarios que poseen una web se preocupan en exceso por el cómo obtener la máxima información, datos y resultados. Lo cierto es que lo más importante y complejo del proceso no es la recopilación de resultados, sino la interpretación que hagas de ellos. Puedes tener las mejores herramientas que te abastezcan cantidades abrumadoras de información, pero sino se hace un buen análisis, los datos no te servirán de nada.

Por ello, una de las mejores opciones si quieres mejorar el rendimiento de la web, es confiar en los especialistas. Ellos se encargarán de allanar ese camino e interpretar por ti las métricas confusas. Así, consiguen que lo difícil parezca sencillo.

Con una interpretación acertada tomarás las decisiones correctas, que permitirán que tu web crezca y evolucione, adaptándose a los constantes cambios.

En un post ya os hablamos de las ventajas de interpretar las estadísticas de Google Analytics, una de las muchas herramientas que ayudan a recopilar datos, y de la información que puede aportar. Sin embargo, existen otros datos curiosos que pueden arrojar luz a la hora de entender los resultados.

Curiosidades de Google Analytics

Esta herramienta es una de las utilizadas por su capacidad de obtener datos detallados de los usuarios. Además, es gratuita. De esta forma, te permite saber características sobre el público, como cuál es su lugar de procedencia, su género, edad, incluso cuál es el idioma más usado entre tus visitantes. Pero también ofrece datos realmente interesantes.

Google sabe de qué dispositivo o sistema operativo te conectas

Los dispositivos de los usuarios

Conocer desde qué dispositivo acceden los usuarios permitirá mejorar desde el diseño hasta la usabilidad. Incluso, con Google Analytics podrás conocer el tipo de dispositivo. 

Hoy día la mayoría de la gente accede desde móviles, sin embargo, no todos funcionan igual. La visualización de una web en un IPhone puede variar a la de un Samsung. La herramienta no solo te dice el dispositivo desde el que se conectan, sino que te dirá cuál es el más común entre tus visitantes.

Desde luego que te sorprenderás con la información que te dará, ya que podrás ver hasta cuáles son los dispositivos más extraños desde los que se conectan. Por lo que analizar los datos, a veces llega a ser hasta divertido.

Consultas que llevan a tu web

Al señor Google podemos preguntarle también sobre el tipo de consultas que realizan los usuarios, y que gracias a ellas acaban aterrizando en tu web. Por ejemplo, una pregunta tan sencilla como “¿Qué es el SEO?” podría haberte llevado a visitar el blog. O este post puede que lo hayas encontrado preguntando algo como “¿Por qué debo de utilizar Google Analytics?”

Navegadores y sistemas operativos

Si Google es tan listo como para conocer el tipo de móvil, ¿qué te hacía pensar que no sabría a través de que navegador accedes a las webs? Incluso el sistema operativo.

De esta forma, sabrás si se están conectando desde Chrome, Safari, Firefox o… ¡PlayStation!

Pon un analista en tu vida digital

Lo que un analista hace con ese ovillo de datos y estadísticas es digerirlos a través de cuatro acciones claves:

  1. Describir. Los profesionales analizan cuál es la situación actual en la que se encuentra tu web y empresa. Aunque tengas poca información, a corto plazo se puede aumentar, y conseguir datos relevantes sobre tu tráfico facilitará la toma de decisiones.
  2. Interpretar. Cuando se consigue un buen volumen de información, reunirla, fragmentarla y tener capacidad para interpretarla, facilitará ese proceso de creación de estrategias, en función de los resultados que se hayan obtenido.
  3. Predecir. Se trata de adelantar los acontecimientos, y así para evitar o prevenir riesgos. Conocer las tendencias será muy útil a la hora de darle al público lo que en un período corto de tiempo van a necesitar, y más aun en la era en la que la inmediatez gobierna la vida de la mayoría de los usuarios.
  4. Prescribir. Analizar todo lo anterior, facilitará la toma de decisiones y las acciones, que, si se hacen con acierto, tendrá un efecto positivo en el futuro.

Esperamos que este post te haya servido para entender la verdadera utilidad que tiene Google Analytics. ¡Haz despegar tu web!

background