Google Speed Test, cómo funciona y darle el uso correcto

Está claro que cuanto más rápido cargue una página web, mucho mejor. No solo cara a ofrecer una experiencia al usuario más práctica y eficiente si no también a nivel de posicionamiento. El resultado obtenido en el Speed Test de Google afecta directamente al posicionamiento de cualquier página pero ¿cómo funciona? ¿cómo darle un uso correcto? ¿cómo sacarle el mejor provecho a Google Speed Test? ¡Te lo contamos!

Lo primero que debemos hacer es, como es lógico, acceder a la página de Google PageSpeed Insights y a continuación introducir la url de la página que queremos analizar. Tan solo después de unos segundos, obtendremos varios resultados identificados con 3 colores diferentes.

Por un lado, los puntos rojos son los más críticos y por tanto son los primeros que debemos “atacar” y corregir. Al hacerlo, el SEO de tu página mejorará. Los puntos amarillos son puntos menos críticos pero que merece la pena corregir para seguir en nuestro camino a la hora de conseguir una puntuación SEO excelente. Y, finalmente, los puntos verdes. Éstos no son precisos que se toquen. Vamos por buen camino.

¡Ojo! Una cosa debes tener en cuenta, siempre tendremos dos resultados por URL; uno para ordenadores portátiles o de sobremesa y otro para dispositivos móviles, y no siempre van a coincidir.

Por supuesto, es importante dejar claro que lo que indican los resultados de Google Speed Page Insights son aspectos que podemos mejorar, una especie de “buenas prácticas” cara a conseguir una mejor puntuación y un mejor posicionamiento SEO aunque esto no tiene por qué mejorar la velocidad de carga.

Uso correcto de Google Speed Test

Optimización de imágenes. Como es lógico, las imágenes son la parte más pesada que tiene cualquier web, sin embargo una foto de calidad no tiene porque ser tan grande que ralentice nuestra web. Es obligatorio disminuir los tiempos de carga al reducir el tiempo que tarda el navegador en descargar todos los recursos por lo que si Google Speed Test marca este error, debemos seguir optimizando las imágenes de la página. Lo más cómodo es hacerlo a través de un plugin como por ejemplo el EWWW Image Optimizer de Wordress. Si el problema persiste, debemos seguir optimizando las imágenes aunque sea manualmente.

Tiempo de respuesta. Si mejoramos el tiempo de respuesta del servidor también podremos bajar los tiempos de carga y por ende el tiempo que tarda el servidor en ofrecer los contenidos. Es recomendable que nuestro servidor web tenga una respuesta inferior a los 0,2 segundos y para ello es importante tener un caché efectivo.Si tu página web falla en este sentido según los resultados de Google Page Speed es obligatorio que revises la optimización del sitio web e instales un plugin de caché.

Comprimir los recursos del sitio web. Debes saber que prácticamente todos los servidores web de Internet están configurados para comprimir los recursos de los sitios web con GZIP, como paso previo antes de ser enviados a los navegadores de quienes visitan la web. Otra opción para la comprensión es Deflate. Es importante saber que solo podemos comprimir los recursos del sitio web alojados en nuestro servidor web y que no tenemos nada que hacer con recursos desde servidores externos.

No abuses de los redirrecionamientos. No es algo primordial pero si al realizar tu Google Speed Test te destaca este error es que, por fin, debes hacer algo con el tema de los redirreccionamientos. Estás abusando de ellos en tu web y esto podría ir en detrimento hasta de tu posicionamiento. Eso sí, en sitios web responsive apenas existen redirecciones y solo una versión de la web por lo que no habrá problemas en este sentido.

Sobre el caché de navegador. Es fácil de cumplir lo que recomienda Google Speed Test en cuanto al caché de navegador, aunque los cambios que llevemos a cambio siempre dependerán del servidor web que usemos. Eso sí, es importante tener ciertos cuidados ya que en algunos momentos podemos tener problemas con la actualización de contenido si configuramos unos TTL muy altos.

La importancia de minificar los recursos. Cuando hablamos de minificar, hablamos del proceso en el cual se optimizan los archivos para que éstos pesen lo mínimo y se descarguen rápidamente. En Wordoress la minificación se realiza mediante el plugin Autoptimize para WordPress. Eso sí, especial atención con la minificación de CSS y Javascript ya que si lo realizamos sin conocimientos previos podemos incluso desordenar la apariencia del sitio web.

Google Page Speed. Google ha desarrollado módulos para integrar las optimizaciones de Google Page Speed en servidores como Nginx y Apache. Este módulo en concreto detecta que reglas puede aplicar a una web y realizar las optimizaciones oportunas en el código utilizado para los visitantes. Estos módulos ayudan a acelerar la web, implementan caché y realizan la optimización de imágenes al vuelo.

background