Penalizaciones de Google, ¿cómo detectarlas?

Y de repente tu posición en los resultados de búsqueda de Google se desploma, ¿qué ha pasado? Las consecuencias de esto pueden ser catastróficas, ya no solo por una merma en la visibilidad de tu marca si no porque pueden entrarte menos llamadas o menos pedidos, ¡incluso ninguno! ¿tienes en cuenta las penalizaciones de Google? ¡deberías! Te contamos cómo detectarlas.

No te flageles si esto te ocurre: muchas veces cometes errores sin saberlo. Errar es de humanos, aunque para Google este aspecto no es importante. Date cuenta que las posiciones en Google se basan en cuestiones estadísticas y una serie de parámetros puramente matemáticos que, en ocasiones, son difíciles de medir. Lo que sí podemos testar son las penalizaciones de Google y cómo detectar que no estamos cometiendo ninguna de ellas.

Diariamente muchas empresas desayunan con un disgusto como este: su posición en Google ya no es la que era, y todo pese a estar pagando escrupulosamente las campañas en Google Adwords de siempre. En ocasiones, la caída no es tan horrible (o lo que es lo mismo desaparecer de la primera página de los resultados de búsqueda) pero sí lo suficientemente importante como para que nuestra visualización en estos resultados pueda hacernos daños y nuestra competencia nos adelante

¿Qué es una penalización de Google?

Antes de hablar de cómo detectarlas lo mejor es saber a ciencia cierta que son estas penalizaciones de Google. El buscador entre buscadores tiene sus propias reglas y, claro, más vale cumplirlas para que sigan “mimando” tu marca y que tu empresa esté en buena posición en esas keywords o palabras claves donde queremos destacar. De no seguirlas, automáticamente serás castigado y penalizado con ello y puede ser que mandado al ostracismo de los resultados de búsqueda.

Una penalización es una medida que toma Google con el objetivo de castigar aquellas webs que violan sus propias directrices para Webmaster, las famosas Google Webmaster Guidelines. Estas sanciones son de diferente tipo e importancia, existiendo distinción entre penalizaciones a nivel de palabra clave, URL o directorio y también una penalización a través de múltiples páginas, conocida como penalización a nivel de dominio. Otra, menos común, es la exclusión de un sitio web del índice de Google y que recibe el nombre de Delisting.

Pero ¿por qué nos está haciendo Google esto? ¿por qué nos castiga? Es importante que lo detectes a tiempo porque, como hemos comentado anteriormente, quizás no te estés dando cuenta y estés cometiendo una mala praxis que puede estar jugando en contra de tu web corporativa o tienda online. Lo habitual es cometer infracciones a nivel Off Page como por ejemplo enlaces tóxicos, menciones o hacer el tan malicioso spam. También existen sanciones nivel On Page, como headings ocultos, alteración de los metas mediante keyword stuffing y métricas de usuario alteradas de forma no natural.

Vamos, que Google se va a dar cuenta siempre si intentas engañarle. Eso que te quede claro.

Tipos de penalizaciones de Google

Las penalizaciones de Google se dividen en dos grandes grupos, en función del algoritmo y en función de la naturaleza.

Penalización de Google Panda. Se preocupa sobre todo en medir la calidad del contenido y lo que hace es castigar la publicación excesiva de thin content, o lo que es lo mismo que abusemos en nuestra web de un contenido pobre que no aporta nada a las búsquedas de los usuarios.

Penalización de Google Penguin. Aquí Google se centra en controlar los enlaces que nos llegan a nuestra web de manera para que éstos aporten valor. Por lo tanto, no deben ser nocivos ni comprados ni tampoco que vengan de sitios de calidad dudosa.

Mientras que en las penalizaciones en función de su naturaleza encontramos dos, la manual y la algorítmica.

Penalización manual. Sí, los empleados de Google también pueden castigarte ¿lo sabías? Sobre todo, si descubren que tu sitio web está haciendo algo en contra de los Términos de Servicio de Google como infección de virus, encubrimiento, redireccionamientos o compra de enlaces evidente. Si esto ocurre lo que hay que hacer rápidamente es ponerse en contacto con Google para que vuelva a indexar tu web, es decir, que la vuelvan a aparecer las páginas de tu web en las SERP’s.

Penalización algorítmica. Estas penalizaciones afectan a las webs que tienen contenido pobre o duplicado en aspectos tales como una mala optimización de palabras clave, tiempos de carga lentos o enlaces entrantes no naturales. Si haces esto tus resultados en las SERP’s mentalízate que será bajo.

Toma buena nota si, de repente, notas una caída del tráfico orgánico o ésta tiene lugar de forma progresiva; si tus KWs principales pierden posicionamiento; si encima algunas páginas de tu dominio desaparecen ipso facto de los resultados de Google y peor aún, que tu web deja de aparecer en el buscador, o sea no está indexada. Párate y revisa qué puedes estar haciendo mal. A parte de todo lo comentado anteriormente puede ser que tu web tenga un ratio de contenido duplicado muy alto; que te falte contenido original; que los títulos de las páginas no correspondan con el propio contenido de las mismas; que tengas exceso de publicidad; que estés abusando de la creación automática de enlaces y de redireccionamientos engañosos, entre otros.

Las Google Webmaster Guidelines o Directrices para Webmasters te ayudarán a solucionar estos problemas y, por supuesto, contar con un equipo profesional de técnicos de SEO a tu disposición, ¿hablamos?

 

 

background